La automatización de edificios no se lleva a cabo únicamente para que estos sean o parezcan más modernos, se trata más bien de una cuestión de seguridad y sostenibilidad.

Las empresas que invierten en I+D, además de mejorar su seguridad, ven incrementados los beneficios porque estos sistemas reducen el consumo energético, haciendo que las compañías sean mucho más eficientes y competitivas en términos económicos, reportando beneficios sustanciales tanto para la propia entidad como para los clientes y empleados.

Novedades en el campo de la automatización de edificios

  • Tecnología del modelado de información de construcción (BIM). La edificación 4.0 se centra en el uso y aplicación de la tecnología BIM en la construcción. Esta tecnología genera y gestiona los datos de los edificios a lo largo de su vida útil gracias a un potente software dinámico de modelado. Los datos que aporta el edificio son recogidos en una gran base de datos que es actualizada constantemente.

Gracias a la información obtenida en tiempo real, los edificios que cuentan con este tipo de tecnología son mucho más eficientes y sostenibles que las construcciones tradicionales ya que se pueden solventar los problemas en su fase inicial, reduciéndose el tiempo de respuesta y el coste.

  • Internet de las cosas (IoT). El IoT será, según los expertos, parte fundamental de las ciudades inteligentes del futuro, es más, según el informe Tecnologías Disruptivas elaborado por la consultora Mckinsey Global Institute, gracias a la aplicación del IoT y a su bajo coste, la productividad industrial podría crecer entre un 2 y un 5%, y estima que para el próximo 2025 entre el 80 y el 100% de la industria manufacturera mundial usará estas aplicaciones.
  • Realidad virtual y aplicaciones 3D. Los software de realidad virtual y 3D ofrecen múltiples posibilidades dentro del campo de la construcción. Una de las principales ventajas es que arquitectos, ingenieros, contratistas y proveedores trabajan conectados, por lo que los problemas que puedan originarse a lo largo de cada una de las fases del proyecto pueden ser solucionados inmediatamente, reduciéndose el sobrecoste derivado de futuros problemas o errores. Otra de las ventajas que nos ofrece el campo 3D es que no se necesitan planos impresos o maquetas, lo que supone un ahorro importante en cada proyecto.

En cuanto a la tecnología de la realidad virtual, este campo ofrece grandes posibilidades, especialmente en el ámbito de la venta de inmuebles, ya que ésta permite realizar un recorrido real por el espacio utilizando únicamente unas gafas de realidad aumentada.

  • Drones. Los vehículos aéreos no tripulados han abierto un amplio abanico de posibilidades en todos los sectores, pero en el de la edificación cobra mayor importancia. Estos pequeños vehículos aéreos son de gran ayuda a la hora de llevar a cabo el mantenimiento de los edificios o su restauración gracias a la toma de imágenes de alta definición y en tiempo real, evitando el uso de grúas u otros sistemas utilizados anteriormente para revisar estructuras de difícil acceso.

La vigilancia de edificios o empresas es otra de las tareas que actualmente ha sido encomendada a los drones. Los drones son rápidos, versátiles, y tienen un amplio campo de visión, de ahí que su uso se haya extendido más allá de fronteras y aduanas.

  • Control de acceso. En el campo de control de acceso a los edificios se han hecho grandes avances en los últimos años: desde la incursión de la biometría (reconocimiento facial dactilar, ocular, o por voz), hasta los sistemas de radiofrecuencia, etc. Esta tecnología garantiza la seguridad de clientes, trabajadores e instalaciones.
  • La domótica por su parte combina electrónica, electricidad e informática, y su principal misión es la de generar el control automático del un edificio. La domótica garantiza la seguridad del edificio frente a posibles intrusiones, accidentes y averías gracias a los sistemas de alertas de los que dispone, así como la seguridad de las personas mediante sus sofisticados sistemas de comunicación.

La domótica también asegura el confort de los usuarios gracias a su eficiencia y al correcto desempeño de todas y cada una de sus funciones.

Otra de las características de este sistema es que tiene un consumo energético muy bajo, por lo que es eficiente y sostenible.

Además de los sistemas ya mencionados, existen otros como la iluminación LED, las puertas automáticas o el cloud computing (servicios en la nube) que contribuyen a la mejora de la seguridad, al confort del usuario y a la sostenibilidad.

La automatización de los edificios, la seguridad electrónica, el control de la iluminación o el control de accesos forma parte de los avances tecnológicos necesarios para desarrollar un modelo basado en las smart cities, ciudades inteligentes capaces de adaptarse a las necesidades actuales y futuras de los ciudadanos y del medio ambiente.

Manusa Puertas Automáticas