El internet de las cosas o Internet of Things (IoT) ha entrado con fuerza en diferentes ámbitos de la sociedad y la vida cotidiana, también en los hogares de muchas familias. Pero, ¿cuál es su definición? Podemos decir que el Internet de las cosas es la red de dispositivos físicos, vehículos, electrodomésticos y otros elementos embebidos, conectados y sincronizados con la electrónica, software o sensores. Esta conexión permite no solamente manejarlos online y de forma automática sino recoger datos muy útiles para mejorar la experiencia de usuario.

A continuación se muestra un listado de aplicaciones relacionadas con los sistemas de puertas automáticas que se pueden emplear en las casas y hogares en el día a día de las familias. Las diferenciaremos en aplicaciones de accionamiento, control y seguridad.

Sistemas de accionamiento en puertas automáticas

Encontramos sensores de movimiento y de presencia, que hacen que se abra la puerta cuando alguien se aproxima a ella. Aquí cabe destacar el sensor Híbrido DDS, que es un innovador detector para puertas automáticas correderas. Sin duda serán aplicaciones muy útiles para puertas de acceso a jardín, de acceso a garajes o entrada a comunidades de vecinos.

Sistemas de control de puertas automáticas

Las nuevas tecnologías y su avance ha motivado que en los últimos años hayan surgido sistemas de control de puertas automáticas como Openlinx o Manulink. Igualmente, con Airlinx se puede crear de una red inalámbrica entre puertas sin necesidad de ningún tipo de cableado. La apertura y cierre de puertas se puede llevar a cabo gracias a los selectores de mando y los mandos a distancia.

Sistema de seguridad

Querer mantener a salvo nuestro hogar y a nuestra familia es una de las necesidades que más se demanda en relación al internet de las cosas. Es por ello que existen en el mercado interesantes aplicaciones que controlan toda actividad que se acerque a accesos y puertas.

Por ejemplo, con las fotocélulas se detecta el paso de objetos y personas a través del umbral de una puerta. También cada vez es más común ver en viviendas y hogares la instalación de sistemas de control de acceso que hacen que solamente se abra la puerta cuando la persona está autorizada, por ejemplo mediante el tecleo de un código pin.

También podemos encontrar cerrojos automáticos que se activan con mando a distancia o avisadores acústicos que emiten un sonido cuando una persona atraviesa una puerta.

Internet de las cosas en comunidades de vecinos

Son muchos los arquitectos que ya optan por introducir la tecnología del IoT en sus proyectos y diseños. El siglo XXI va ligado a esta serie de avances. Es común ver bloques de viviendas y comunidades de vecinos que ya cuentan con sistemas de puertas automáticas en las zonas comunes del edificio.

Esto facilita el paso de personas, controla el acceso de las mismas y permite mejorar la seguridad frente a amenazas externas de ladrones o personas desconocidas al vecindario.