Diseños armoniosos que se mimeticen con la naturaleza o una planificación urbana innovadora y funcional centrada en los principios de sostenibilidad son sólo algunas de las características en las que la arquitectura del mañana ha de centrarse si quiere ser funcional, atrevida y eco-friendly.

Muchos proyectos arquitectónicos buscan  recrear el entorno natural del ser humano, imitando tanto las formas existentes en la naturaleza como sus funciones. La finalidad principal de este tipo de arquitectura es la de minimizar el impacto que suponen los edificios sobre el medio natural, y alcanzar un mayor confort para el ser humano.

Ejemplos de la arquitectura del mañana         

  • Dynamic Tower, Dubái (emiratos Árabes). En el año 2008 el arquitecto David Fisher presentó un moderno y futurista diseño basado en la idea de la “arquitectura dinámica”. Esta torre tiene prevista su inauguración para el año 2020, y su característica principal es puede rotar para aprovechar o evitar la radiación solar o los vientos. Este edificio rotatorio va a centrar todos sus esfuerzos en ser totalmente sostenible gracias a que cada piso contará con una turbina eólica que generará suficiente electricidad como para poder autoabastecerse. Esto, unido a la rotación de 360 grados de los apartamentos va a permitir que se ahorren grandes cantidades de energía, reduciendo las emisiones de CO2 y agentes contaminantes.

Dynamic Tower, Dubái (emiratos Árabes)

 

  • Zaryadye Park, Moscú (Rusia). Este impresionante parque fue diseñado por los arquitectos Diller Scofidio + Renfro, Citymakers y Hargreaves Associates, y aúna las últimas tecnologías de construcción con las mejores estrategias de sostenibilidad. Este parque se ha convertido en uno de los espacios contemporáneos de mayor importancia para la ciudad moscovita, gracias en gran medida a su impresionante diseño basado en el “urbanismo salvaje”, una nueva manera de mezclar lo natural y lo urbano en el paisaje público, y a sus espectaculares vistas al Kremlin y la Plaza Roja.

Una de las principales características de este parque híbrido es que cuenta con cuatro tipologías paisajísticas, las cuales definen perfectamente la diversidad de los páramos rusos: la estepa, los bosques, los humedales y la tundra, en los que se integran perfectamente cada uno de los microclimas artificiales que permitirán que el parque pueda permanecer abierto incluso durante los fríos inviernos de Rusia.

Zaryadye Park, Moscú (Rusia).

  • Torre infinity, Seúl (Corea del Sur). Esta impresionante torre será la sexta más alta del mundo, pero lo que va a hacer realmente especial a este edificio obra del estudio californiano GDS, es que va a ser el primer edificio invisible del mundo gracias a un moderno y sofisticado sistema LED instalado en toda su fachada y a las cámaras que proyectarán las imágenes de los alrededores en tiempo real sobre esta cubierta reflectante. Esto sistema creará una falsa ilusión de vació en el lugar dónde se halla la torre.

Estos edificios “transparentes” o “invisibles” pretenden reducir el impacto visual que originan los grandes rascacielos, sustituyendo la actual visión de cristal y hormigón, por la de la naturaleza, creando a su vez una mayor sensación de amplitud.

Torre infinity, Seúl (Corea del Sur).

  • The living (Hy-Fy), Nueva York (EEUU). Esta moderna torre circular de ladrillos orgánicos y reflectantes se encuentra en el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), y fue la ganadora de la 15ª edición del Young Architect Program (YAP). Esta torre ha sido construida íntegramente con materiales orgánicos hechos con tallos de maíz y estructuras de raíces. Por otra parte, existe otra clase de ladrillos, los ladrillos reflectantes que sirven como bandejas de cultivo para los ladrillos orgánicos que implementan la estructura.

Además de estos innovadores ladrillos, la torre Hy-Fi será la primera gran estructura realmente “verde”, ya que las emisiones de CO2 durante su producción son prácticamente nulas gracias a su diseño 100% compostable. Todo ello podrá lograrse gracias a los avances en biotecnología, siendo posible que el ladrillo biológico se convierta en el material del futuro.

The living (Hy-Fy), Nueva York (EEUU).

  • Central industrial Wedel Kraftwerk, Hamburgo (Alemania). El estudio español Alejandro Zaera-Polo & Maider Llaguno Architecure planea reconvertir la antigua central industrial Vattenfall de Wedel en un nuevo complejo verde; la antigua central será recubierta por completo por enredaderas que suavizarán el aspecto externo y que se mimetizará con el entorno natural del río alemán Elba. Además de esta mejora estética, las emisiones de CO2 se verán reducidas enormemente gracias a las plantas, ya que éstas absorben gran parte de estas emisiones y generan varias toneladas de oxígeno al año.

Central industrial Wedel Kraftwerk, Hamburgo (Alemania).

Rascacielos de madera, “sudaderas” para edificios que reflejen el entorno urbano y protejan a estas enormes estructuras del viento, del frío o del calor, interiores diseñados y creados gracias a las impresoras 3D, o parques esponja que funcionen como recolectores de desechos tóxicos, vertidos contaminantes y aguas residuales son algunos de los proyecto que ayudarán a cambiar la manera en la que se entiende hoy en día la arquitectura.

Manusa Puertas Automáticas