Manusa, líder nacional en sistemas de puertas automáticas, dispone desde este mismo mes de septiembre de una nueva delegación en Lisboa (Portugal), para poder ofrecer así un servicio más directo y personalizado a sus clientes de ese país. Con la inauguración de esta primera oficina en Portugal, Manusa cuenta ya con 13 delegaciones que dan servicio a todo el territorio peninsular.

Manusa, empresa pionera en el mercado español de puertas automáticas y con presencia en más de 50 países, lleva más de 40 años desarrollando tecnología para puertas automáticas peatonales. Desde sus oficinas centrales en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) y su planta de producción de 15.000 m2 en Valls (Tarragona), diseña, fabrica, instala y realiza el mantenimiento de más de 20.000 puertas anuales.

La compañía dispone de un departamento propio de I+D que la ha posicionado como referente en el sector de las puertas automáticas peatonales por su aportación de nuevas tecnologías a nivel mundial.

Todos los productos Manusa superan los más estrictos controles de calidad realizados por las instituciones más prestigiosas, y está garantizado que todas las puertas que salen de la planta de producción han sido testadas a conciencia y han realizado maniobras de apertura y cierre en continuo durante 24 horas.

Con la apertura de su nueva delegación en Portugal, Manusa amplía su red de ventas en la Península Ibérica, ofreciendo a sus clientes una atención más local y un servicio óptimo en tiempo y resultados, dos de los pilares básicos de la compañía.