El Grupo Manusa, líder en el mercado de puertas automáticas, a través de su sociedad holding Manusa Gest, ha adquirido la compañía catalana Ferroflex, especializada en la fabricación de puertas industriales.

Esta adquisición permitirá a Manusa complementar su oferta de soluciones de acceso, convirtiéndola en global, y beneficiarse de múltiples oportunidades y sinergias, consiguiendo un posicionamiento más firme en el mercado tanto nacional como internacional. Gracias a la compra, la facturación consolidada se verá elevada hasta la cifra de 35 millones de euros.

Ferroflex, fundada en 1998 y con sede en la localidad barcelonesa de Barberà del Vallès, está especializada en el diseño y fabricación propia de puertas industriales: puertas rápidas, puertas cortafuego y puertas de sectorización.

Manusa, creada en 1966, es una compañía dedicada al mercado de puertas automáticas peatonales y sistemas de control de acceso. Desde su planta de producción en Valls (Tarragona) y sus oficinas centrales en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), diseña, fabrica, instala y realiza el mantenimiento de todo tipo de soluciones de acceso peatonal.

Manusa posee delegaciones propias en España, Portugal, Brasil, China y Emiratos Árabes Unidos, y presencia en más de 70 países de todo el mundo. Precisamente esta estructura internacional consolidada servirá para potenciar los mercados exteriores de puertas industriales.

Cabe destacar que aunque Ferroflex se integre en el Grupo Manusa, su política y gestión comercial seguirá siendo desarrollada por sus actuales gestores de forma totalmente independiente. La adquisición de Ferroflex por parte de Manusa se ha llevado a cabo bajo la asesoría financiera de Ars Corporate y el apoyo legal de Blasco & Sellarés.