Recientemente ha sido publicada en diversos países europeos la nueva norma EN 16005:  Puertas automáticas peatonales – Seguridad de uso – Requisitos y métodos de ensayo, que tiene como objetivo aumentar el estándar de seguridad de uso de las puertas automáticas peatonales.

Una puerta corredera automática es una máquina y, como tal, entra dentro del campo de aplicación de la Directiva de Máquinas. El cumplimiento de la directiva podrá realizarse mediante la aplicación de la norma armonizada EN 16005.

La norma entró en vigor y está armonizada con la directiva desde Abril del 2013 y deberá ser adoptada por los siguientes países: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Irlanda, Islandia, Italia, Luxemburgo, Malta, Noruega, Portugal, República Checa, Suecia, Suiza y Reino Unido.

Con la publicación de las dos normas anteriores, los países mencionados deberán derogar las normas particulares que tuvieran; en concreto, desaparecerán las siguientes normas: DIN 18650 (Alemania) y BS 7036 (Reino Unido).

Bajo el objetivo de aumentar la seguridad en uso de las puertas automáticas peatonales,  la norma establece una serie de requisitos, de los cuales se destaca el incremento de las medidas de seguridad en el diseño de operadores y sensores, en la protección de puntos peligrosos y en el funcionamiento de puertas situadas en vías de evacuación y salidas de emergencia.

Toda la gama de puertas automáticas Manusa Visio cumple, a día de hoy,la totalidad de los requisitos marcados por esta nueva normativa con todas las garantías, ofreciendo incluso más seguridad en algunos aspectos concretos.

Además, en lo referente a ensayos, la norma exige pruebas de funcionamiento y durabilidad a temperatura normal y extrema, y en el caso de salidas de emergencia, un test mínimo de 1 millón de ciclos. Las puertas Manusa han sido sometidas a ensayos de durabilidad de más de 2,5 millones de ciclos certificados por UL, garantizando unos estándares de durabilidad muy superiores a lo requerido por la normativa.

En el caso del manteniemiento, la norma estipula que debe realizarse un mantenimiento periódico de acuerdo a las instrucciones del fabricante, y de al menos una vez al año. Manusa Service realiza operaciones de mantenimiento de todo tipo de puertas automáticas a nivel mundial, y está certificada por UL conforme a la normativa UNE 85121 sobre instalación, uso y mantenimiento de puertas automáticas peatonales. Una puerta automática con un mantenimiento periódico realizado por Manusa Service garantiza una perta segura y conforme a la normativa durante todo su ciclo de vida.

Manusa, con más de 45 años de experiencia y presencia en más de 60 países de todo el mundo, ha trabajado siempre por ofrecer soluciones completas de automatización de accesos con la última tecnología, pero sin perder de vista la seguridad del usuario. Gracias a este claro propósito, la elección de una puerta automática Manusa supone, a día de hoy, el cumplimiento total de la nueva norma EN16005.