El planeta necesita nuestra ayuda. Debido al aumento constante de población, al consumo irresponsable de recursos y, en general, a nuestro estilo de vida, es cada vez más necesario virar hacia la sostenibilidad y la eficiencia, o de lo contrario la situación será insostenible a largo plazo.

Es por ello que desde organizaciones como WWF están siempre pensando en nuevas formas de incentivar este cambio de mentalidad a nivel global, como la conocida “Hora del Planeta”, donde cada año durante una hora ciudades de todo el mundo dejan de consumir electricidad para conseguir disminuir el impacto que conlleva el consumo y creación de toda esta energía.

También llevan a cabo acciones como el concurso “Desafío de Ciudades” que se celebra cada año a nivel mundial, en el cual cientos de ciudades optan a conseguir el ya conocido y valorado galardón, que durante un año las convertirá en la ciudad más eficiente del planeta.

En esta edición WWF España ha desafiado a los municipios españoles que comienzan su legislatura a “arrancar en verde” y convertirse en un modelo que inspire al resto de ciudades de nuestro país y del mundo entero.

La organización promueve que sean los propios vecinos los que propongan a sus ayuntamientos formas de conseguir que su ciudad sea lo más eficiente posible. Conectar barrios y oficinas con el carril bici, una mayor implantación de energías renovables o medidas de eficiencia energética en edificios de oficinas, como instalación de puertas automáticas para mantener la temperatura constante en el interior, son algunos de los ejemplos propuestos.

El Desafío de las Ciudades de la Hora del Planeta, tiene como principal objetivo difundir todo tipo de acciones urbanísticas que puedan ser de ayuda para conseguir ciudades más sostenibles, además de fomentar la difusión de las mejores ideas para mitigar el cambio climático.

Según explica la propia organización “las ciudades juegan un papel clave a la hora de frenar la degradación de nuestro planeta, dado su rápido y acelerado crecimiento poblacional y la demanda energética que ello supone”. Por ello todos los participantes deben informar de al menos una acción llevada a cabo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, así como un compromiso de adaptación o mitigación al cambio climático.

El desafío 2014

En la pasada edición, más de 160 municipios de 16 países distintos presentaron su candidatura, siendo elegida como ganadora la ciudad sur coreana de Seúl como Capital Mundial de la Hora del Planeta 2014.

España participó por primera vez, llegando la ciudad de Córdoba a la semifinal mundial, y resultando ganadora a nivel nacional. La ciudad presentó su apuesta por la eficiencia energética a través del proyecto denominado “Córdoba LUZe”, en el cual se auditaron más de 50 edificios municipales y se rehabilitaron energéticamente 50 barrios en los que implantaron medidas de mejora de la eficiencia energética.

Es de vital importancia hacer partícipes a las ciudades en el cambio hacia la sostenibilidad y eficiencia, dado que las emisiones de CO₂ de las mismas suponen un 70% del total mundial.

Acciones como la llevada por WWF ayudan a incentivar que los alcaldes de ciudades y municipios emprendan medidas ambiciosas que combatan el cambio climático, al mismo tiempo que se conciencia a la sociedad a tomar parte de ello.

Dentro del marco del concurso y a través de las redes sociales, se creó la plataforma We Love Cities, en la que cualquier ciudadano podía votar por la ciudad que creía más eficiente y sostenible. Todo ello con el deseo de que todos los ciudadanos del mundo formen parte de la trasformación, a través de sus sugerencias. Para lograr el cambio hacia la sostenibilidad, es indispensable trabajar unidos.