Las nuevas tecnologías se abren paso dejando atrás otros modelos anteriormente utilizados pero que hoy en día han quedado obsoletos. Este es el caso de la tecnología conocida como CAD. El diseño CAD (Computer-Aided Design) hace referencia al diseño asistido por ordenador, programa que durante años ha sido el más utilizado por diseñadores, arquitectos e ingenieros para modelar edificios en 2D y 3D.

Actualmente existe una herramienta más completa y eficiente conocida como BIM, Building Information Modeling, o modelo de la información del edificio. El término hace referencia al proceso de generación y gestión de datos durante el ciclo de vida de un edificio. Esta gestión de datos es posible gracias a un moderno software cuya principal característica es que permite modelar edificios en tres dimensiones y en tiempo real, reduciendo el tiempo de respuesta en caso de que se origine algún problema, y minimizando el uso de los recursos necesarios.

Principales ventajas del BIM frente al CAD

  1. La principal ventaja o diferencia del BIM respecto al CAD es que en caso de que sea necesario modificar un elemento, tan solo se va a tener que cambiar el modelo, actualizándose de manera automática en todas y cada una de las vistas. Por el contrario, con el sistema CAD, se tendrían que modificar manualmente todos y cada uno de los planos y vistas, es decir, el sistema BIM trabaja en un entorno paramétrico, lo que implica que en caso de que hayan cambios en el modelo, los planos no tendrán que ser modificados.

 

  1. La tecnología BIM facilita la obtención de datos aumentando la fiabilidad y la productividad, mientras que otro de los inconvenientes del sistema CAD es que en el caso de que se produzca un error a la hora de insertar dimensiones u otras características, éste se va a arrastrar durante todo el proceso, siendo más difícil y costoso a nivel económico subsanarlo una vez el proyecto esté terminado. Gracias al sistema BIM es posible generar correctamente un sistema virtual, contando con información totalmente fiable.

 

  1. En la tecnología BIM prima la información. Mientras que el sistema CAD se centraba especialmente en el diseño, el BIM hace un mayor uso de la información disponible, prestando especial atención a todos y cada uno de los elementos que componen el diseño del edificio.

 

  1. La tecnología BIM es sostenible. Tal y como ya se ha comentado, este sistema permite reducir considerablemente el tiempo de diseño y el de respuesta en caso de problemas, lo que a su vez se traduce en un ahorro significativo de recursos, reduciéndose así la energía necesaria en todos los procesos y minimizando las emisiones de agentes contaminantes a la atmósfera.

 

  1. Previsión y anticipación en caso de error. Es posible que se generen problemas en alguna de las fases de diseño y desarrollo, pero el sistema BIM es capaz de anticiparse a los problemas y errores, incrementando la seguridad, ahorrando tiempo y costes adicionales.

¿Dónde se puede aplicar la tecnología BIM?

El modelado de los edificios utilizado en la tecnología BIM incluye todas las fases del diseño y del ciclo de vida útil del edificio, todo ello agrupado bajo un único modelo en tres dimensiones. Este diseño incluye las características de los materiales utilizados (peso, resistencia, datos del fabricante, características, etc.), lo que permite tener información fidedigna en todo momento y reducir los costes de la producción.

  • El campo de la arquitectura es uno de los que mayor uso hace de la tecnología BIM. Se vuelve prácticamente indispensable a la hora de diseñar edificios, plantas de distribución, cuadros de puertas y ventanas, acabados, vistas volumétricas, etc.

 

  • En la construcción el modelado de edificios cobra una especial importancia, pudiendo programar las diferentes fases de la edificación y añadir actualizaciones en cualquier momento sin que ello suponga un gran problema.

 

  • Ingeniería. Dentro del campo de la ingeniería existen diferentes aplicaciones del modelado de la información: para diseñar la infraestructura del sistema de aire acondicionado o los cuadros de volúmenes de aire, para definir toda la estructura de cableado y los cuadros de cargas, o para establecer las redes de agua, alcantarillado y la distribución del gas.

 

  • Seguridad. El modelado de edificios permite incluir en el diseño todos los sistemas de seguridad necesarios, desde puertas de evacuación, hasta sistemas de detección de incendios, puertas resistentes al fuego etc.

 

  • Diseño de estructuras e interiores. Gracias a este software se pueden visualizar los elementos y materiales que conformarán el edificio. Esto tiene una gran importancia a la hora de presentar al cliente el resultado final de posibles reformas o cambios en el edificio.

La tecnología BIM supone la digitalización del diseño para tener un mayor control del entorno y del ámbito de la edificación.

Manusa dispone de todas sus soluciones de acceso en formato BIM para ayudar a la integración de sus productos en los proyectos y facilitar el trabajo de la prescripción y de otros actores involucrados en procesos constructivos.

Manusa Puertas Automáticas