En la actualidad se está tratando de adecuar la arquitectura existente a las personas con movilidad reducida o algún tipo de deficiencia que les impida desarrollar cualquier actividad de manera eficiente y autónoma. Por otra parte,  los nuevos modelos de urbanismo y arquitectura se diseñan y construyen de acuerdo a estos estándares de accesibilidad. En un breve espacio de tiempo, gracias a la implementación de estos cambios y mejoras, se conseguirá que cualquier individuo, sea cual sea su condición física y/o mental pueda desarrollar las tareas cotidianas de manera totalmente independiente.

Pero para entender en qué consiste exactamente la accesibilidad, primero se tiene que definir este concepto. Según el propio Observatorio de la Accesibilidad, se define como: “La cualidad de fácil acceso para que cualquier persona, incluso aquellas que tengan limitaciones en la movilidad, en la comunicación o el entendimiento, pueda llegar a un lugar, objeto o servicio”. El Observatorio de la Accesibilidad define también la accesibilidad universal como: “Aquella condición que deben cumplir los entornos, procesos, bienes, productos y servicios, así como los objetos o instrumentos, herramientas y dispositivos, para ser comprensibles, utilizables y practicables por todas las personas en condiciones de seguridad, comodidad y de la forma más autónoma y natural posible”.

¿Qué cualidades deben cumplirse en el urbanismo y la arquitectura accesible?   

El diseño universal debe cumplir con siete principio básicos según el Center for Universal Design de la Universidad de Carolina del Norte (EEUU).       

  • Equidad de uso o uso equitativo: básicamente se alcanza cuando el uso de los bienes comunes no disgrega a nadie por su condición física o psíquica. El diseño de los bienes es útil, comercializable, atractivo y accesible para cualquier persona.
  • Flexibilidad de uso: o lo que es lo mismo, se debe adaptar al usuario independientemente de sus capacidades.
  • Uso simple, funcional e intuitivo: el diseño de los bienes es fácil de entender, comprender y utilizar por el individuo, eliminándose la complejidad y adaptándose a diversas habilidades físicas, culturales y de lenguaje.
  • Comprensible: la información transmitida por el diseño tiene que ser fácilmente inteligible, sin importar las capacidades sensoriales del individuo.
  • Tolerancia al error: el diseño de los bienes debe reducir y eliminar los posibles riesgos derivados de acciones accidentales, por ejemplo, se deberán evitar objetos peligrosos como salientes y puntas, se deberán poner al alcance elementos de seguridad en caso de que ocurran fallos, etc.
  • Bajo esfuerzo físico: el diseño debe facilitar el uso del bien sin que éste suponga un esfuerzo físico o una incomodidad para el usuario.
  • Espacio suficiente de aproximación y uso: el espacio de uso debe ser suficiente para que el individuo pueda disfrutar del bien o del inmueble sin molestias dimensionales o sin que tenga que forzar su postura. Además, el espacio deberá permitir que el personal de ayuda o asistencia pueda desempeñar su trabajo sin problemas.

En definitiva, el llamadodiseño para todos” o “accesibilidad universal, pretende alcanzar la verdadera igualdad para las personas, pudiendo ser todas y cada una de ellas autónomas sin importar su condición física, mental, su estatus, raza o género. Eliminando las barreras arquitectónicas y urbanísticas, la sociedad podrá contar también con individuos más productivos ya que serán totalmente independientes a la hora de alcanzar cualquier objetivo.