A la hora de abrir un negocio surgen una infinidad de dudas, y una de ellas es la concerniente a la puerta de entrada al local, ¿puertas manuales o automáticas?

  • En primer lugar hemos de remarcar la comodidad que suponen las puertas automáticas tanto para los clientes como para el propietario del establecimiento ya que es bien sabido que existen dos tipos de locales o negocios con puertas manuales, aquellos en los que son los propios clientes los encargados de abrir la puerta, o aquellos en los que por seguridad la puerta se encuentra totalmente cerrada y es el propietario o trabajador el responsable de abrir cada vez que un cliente llama al timbre. Las puertas automáticas son eliminadoras de barreras ya que facilitan el paso a cualquier persona sin importar cuales sean sus condiciones físicas. Gracias al uso de puertas automáticas la atención a personas mayores o discapacitadas será mucho mejor que con puertas manuales, tanto por su autoapertura como por su ancho de paso, siendo uno de los elementos más importantes y diferenciadores de este sistema de puertas.
  • Mediante la instalación de puertas automáticas podemos conseguir la misma sensación de seguridad que con las puertas manuales, ya que éstas cuentan con lo último en cuanto a tecnología, pudiendo restringir el paso en caso de ser necesario, cambiar la transparencia del vidrio, por ejemplo mediante vidrios electropolarizados, controlar la afluencia de personas, etc., pero además se conseguirá un ahorro de tiempo considerable así como una mayor comodidad tanto para clientes como para trabajadores.
  • Otra de las ventajas de las puertas automáticas es que contribuyen de una manera muy eficaz al ahorro energético, y es que gracias a este sistema las puertas del local permanecen abiertas el tiempo mínimo e indispensable, o lo que es lo mismo, las puertas automáticas tan sólo se abren cuando alguien necesita entrar o abandonar el local. Al permanecer tan poco tiempo abiertas, se evita que se produzcan intercambios de frío o de calor desde el interior hacia el exterior y viceversa, por lo que el consumo energético es mucho menor que en locales con puertas manuales.
  • Ahorro de espacio. Las puertas automáticas ahorran espacio en los negocios ya que no es necesario disponer de esa zona extra para abrirlas, por lo que resultan ideales en negocios de dimensiones reducidas, pudiendo de esta manera aprovechar al 100% el espacio real del local.
  • Por último cabe destacar el diseño y la elegancia que aportan las puertas automáticas a cualquier negocio o local, y es que estas puertas pueden ser colocadas en cualquier lugar y cuentan con diversos sistemas de apertura para adaptarse sin problemas a cualquier entorno o diseño arquitectónico. Pero no sólo se puede elegir la forma en la que estas puertas se abren, hojas y marcos también pueden ser personalizados para formar parte de la propia decoración del local.

Las puertas automáticas son una solución perfecta para cualquier tipo de negocio, gracias a ellas conseguiremos un entorno elegante, útil y seguro, tan sólo se ha de elegir el modelo adecuado para cada situación y entorno.

Manusa Puertas Automáticas