Los controles de acceso son realmente importantes en empresas como las franquicias, ya sean gimnasios, restaurantes, perfumerías, centros comerciales o cualquier lugar dónde se requiera un control de la afluencia del público o se tenga que denegar la entrada a aquellos que no cuenten con la correspondiente autorización.

Es necesario que los controles de acceso puedan adaptarse a cualquier entorno, sin importar las condiciones o el tipo de edificación. Gracias a esta adaptabilidad, clientes, trabajadores y propietarios van a poder disfrutar de una grata experiencia, siempre bajo los estándares de seguridad que hoy en día se requieren.

¿Cómo pueden ayudar los controles de acceso a un negocio?

  • En el caso de los gimnasios y los Spa, el sistema de control de acceso cumple con varias funciones, aunque la primera y más importante es la de sectorizar zonas. De esta forma, se deniega el acceso a las personas que no han sido autorizadas o no han pagado la cuota correspondiente. Gracias al uso de estos sistemas se incrementa la seguridad de los usuarios y el propietario puede tener datos concretos sobre los hábitos de sus clientes (horarios, asistencia, tiempo medio que permanecen en las instalaciones, día de vencimiento de la cuota, etc.). Con toda esta información disponible, el establecimiento puede adaptarse a las necesidades de sus clientes o usuarios, ofreciendo siempre un mejor servicio y optimizando los recursos de los que dispone el centro.

Por ejemplo, si en un gimnasio se conocen previamente los días o las horas de mayor afluencia, el propietario puede ofrecer un mayor número de clases, o disponer de más monitores de sala para asegurar que todos los clientes estén correctamente atendidos. Por el contrario, puede optar por intentar mejorar y promover actividades en aquellas horas en las que el centro tiene una menor ocupación para mejorar la rotación en las instalaciones.

Además, los controles de acceso aportan un aire actual a las instalaciones y ayudan al propietario a tener un control exacto de los pagos de las cuotas de sus clientes. Son los propios torniquetes o pasillos, los que se encargan de recordarle al usuario que debe ponerse al corriente de su cuota para poder acceder al recinto, siendo totalmente innecesario el control por parte de los empleados, que pueden dedicar su tiempo a actividades que aporten más valor al negocio.

  • Por lo que respecta a las franquicias relativas al mundo de la restauración, como puedan ser restaurantes, cafeterías… es importante contar con un control de acceso que sectorice el local, impidiendo que los clientes puedan acceder a las zonas destinadas únicamente a los trabajadores o gerentes del local. Gracias a estos controles, el gerente podrá registrar el horario de entrada y salida de sus trabajadores, bien mediante identificación de la huella dactilar, o introduciendo su número de empleado. De esta forma, mejora y optimiza los recursos humanos de los que dispone.
  • Los sistemas de control resultan de gran utilidad en aquellas franquicias o negocios que se encuentran en grandes superficies porque el volumen de clientes que soportan al día es muy elevado. En este tipo de instalaciones es muy importante conocer el número de personas que se encuentran dentro del recinto para no sobrepasar el aforo máximo y evitar posibles incidentes, así como para poder llevar a cabo una correcta evacuación en el menor tiempo posible. Además, los controles de acceso impiden que los clientes accedan a las zonas privadas de la corporación, a las que sólo deben ingresar miembros de la empresa.

Por otra parte, al igual que ocurre con las franquicias del sector hostelero, es necesario conocer al detalle los horarios de entrada y salida de los trabajadores, así como sus accesos a áreas como almacenes, despachos o vestuarios, para poder monitorizar el tiempo empleado en cada una de estas zonas. Con todos los datos recopilados, podemos controlar detalladamente la actividad de la compañía, y tomar decisiones más exactas para mejorar la productividad del negocio.

  • Otro lugar dónde encontramos controles de acceso es en los estadios o centros deportivos. El control de la seguridad en estos grandes recintos y su entorno es complejo, debido a la gigantesca cantidad de información que pueden llegar a manejar los sistemas de seguridad y la multiplicidad de factores que intervienen en su diseño, implantación y gestión. La integración, automatización y coordinación de todos los sistemas de seguridad disponibles implantados facilita la tarea de los responsables de seguridad y proporciona información adicional fundamental para su prevención y protección.

Manusa ofrece a sus clientes diversas opciones para el control de acceso:

Todos ellos adaptables a otros sistemas de seguridad o control de accesos ya existentes, integrables en cualquier proyecto arquitectónico y totalmente adaptables a las personas con movilidad reducida.

Manusa Puertas Automáticas.