El sector turístico está sufriendo una enorme transformación motivada, en gran medida, por el avance tecnológico que está experimentando la sociedad en los últimos años.

Otro de los motivos por el que el sector turístico está cambiando y que también se relaciona directamente con las nuevas tecnologías, hace referencia a la manera que tiene el cliente de interactuar con sus vacaciones. Los clientes pasan a ser agentes activos, diseñando y adaptando los paquetes vacacionales según sus gustos y preferencias, lo que obliga a que turoperadores, empresas turísticas y hoteles tengan que adaptarse a estos nuevos sistemas de demanda.

Es precisamente aquí dónde entra en juego la accesibilidad. Cuando se habla de accesibilidad, no se hace referencia únicamente a los accesos físicos de las instalaciones, sino a todos y cada uno de los elementos que engloban la adquisición de productos y servicios vacacionales, desde las facilidades que pueda ofrecer un hotel o un medio de transporte a la hora de efectuar una reserva on-line, las comodidades de las instalaciones, o lo referente al uso de nuevas tecnologías, etc.

Ventajas de la accesibilidad turística

Ventajas para los proveedores de servicios turísticos

La accesibilidad turística supone una gran ventaja, no sólo para los clientes, sino también para los proveedores de servicios turísticos, ya que esto puede suponer una gran ventaja competitiva, aumentando así el mercado a su favor.

  • Aumento en la reputación. Se está logrando una mayor concienciación en lo que respecta a las personas con movilidad reducida (PMR), ya sea aquellas que tienen problemas o dificultades en el movimiento, como aquellas otras que ven mermadas sus facultades mentales. También se debe tener en cuenta que nos encontramos frente a una población cada vez más envejecida y por tanto con menores facultades físicas, en la cual la brecha digital (la problemática frente al uso de nuevas tecnologías como internet) cada vez es mayor y más excluyente. Aquellos hoteles o sectores terciarios que consigan integrar de manera sencilla y eficiente el uso de la tecnología, y que sepan adaptarla a este sector poblacional, van a ver incrementada su reputación notoriamente, lo que se traducirá en mayores ingresos y en un mayor reconocimiento de su marca.

 

  • Desestacionalidad. El mayor problema al que se enfrentan los lugares eminentemente turísticos es la fuerte estacionalidad. Gracias al correcto uso de las nuevas tecnologías se pueden ofrecer servicios personalizados y adaptados a cualquier tipo de cliente durante todo el año, aumentando las ganancias, así como la visibilidad de la empresa.

Aumento de la cuota de mercado. Las empresas que ofrezcan una mayor adaptabilidad, verán incrementado el número de clientes y la rentabilidad.

Ventajas para los clientes

  • Accesibilidad universal. Los clientes con problemas de movilidad tienen la opción de disfrutar de las mismas ventajas, servicios y comodidades que aquellos que no presentan ningún impedimento gracias por ejemplo a puertas automáticas, ascensores, cintas transportadoras o escaleras mecánicas. Un cliente PMR apostará por aquellos hoteles o servicios que estén adaptados y que les permitan disfrutar de sus vacaciones de manera totalmente autónoma.

 

  • Servicios y atención personalizada. La principal ventaja de hacer uso de las nuevas tecnologías es que el cliente puede gestionar y personalizar sus vacaciones mediante aplicaciones que pueden descargarse directamente en su dispositivo móvil, dando como resultado una mayor satisfacción y un enfoque diferente al tradicional dentro del sector terciario.

Cuando hablamos de accesibilidad turística, es totalmente necesario hacer referencia a las puertas automáticas. Las puertas automáticas pueden encontrarse tanto en hoteles como en medios de transporte, aeropuertos, bares o restaurantes, de ahí su trascendencia. Las puertas automáticas hacen que la accesibilidad universal se convierta en una realidad, ya que permiten que cualquier persona, independientemente de su condición física pueda circular libremente por las instalaciones de cualquiera de las instalaciones turísticas anteriormente mencionados.

Pero, además de alcanzar este estándar de accesibilidad universal, las puertas automáticas son sinónimo de modernidad y distinción, adaptándose perfectamente a cualquier entorno, y dotando al local o área en cuestión de un toque de sofisticación, incrementando el confort del cliente y mejorando la imagen de la compañía.

También es importante señalar que las puertas automáticas Manusa ayudan a delimitar zonas interiores, separando ambientes sin crear barreras. Además, pueden utilizarse para restringir y limitar el acceso de personal no autorizado a determinadas áreas, ya sea mediante pasillos de acceso controlado u otros sistemas de control de acceso integrados en las propias puertas automáticas.

Puertas automáticas con funcionalidades específicas pueden usarse también para separar zonas con mayor riesgo de incendio, como las cocinas, de aquellas otras dónde se encuentran los clientes, incrementando la seguridad de usuarios, trabajadores y del mismo recinto.

Manusa Puertas Automáticas