Si algo se ha hecho patente durante las últimas décadas es la necesidad de controlar y analizar todo lo que ocurre alrededor de nuestro negocio. Desde los datos más básicos como número de ventas o devoluciones, hasta datos más complejos, que pueden sernos de gran ayuda en la toma de decisiones importantes, como horas punta, productos estrella o la afluencia a nuestro comercio, que es de lo que hoy vamos a hablar.

Hace no tanto tiempo, saber cuánta gente entraba en nuestro local, cuanta gente lo abandonaba y en cuanto tiempo, era algo impensable, a menos que tu público fuese realmente reducido. Pero hoy en día la tecnología en todos los campos ha avanzado a grandes pasos, dejándonos productos sumamente útiles como los controles de afluencia, que nos ayudan a saber la cantidad de personas que cruzan nuestras puertas.

Estos sensores se colocan sobre las puertas automáticas de nuestro negocio, y de forma rápida y sencilla cuentan la gente que entra y sale del local, quedando registrado para poder usar dichos datos posteriormente.

Análisis de nuestro público

Estos datos son de suma importancia cuando queremos analizar y saber qué horas y momentos de la semana son en los que nuestro local recibe más visitas, ya que esto nos puede ayudar a calcular datos tan interesantes como porcentaje de público respecto a devoluciones, porcentaje de público respecto a las compras en distintas secciones del comercio o el porcentaje de gente, respeto a las compras. En este caso por ejemplo, puede que nuestro negocio se encuentre muy lleno, pero veamos que la cantidad de compras desciende, y tal vez sea por que necesitemos más personal para estas horas punta. O por el contrario, podemos ver que en horas de baja afluencia la cesta media en la sección de ropa de niño aumente, lo cual nos indica que a los padres les gusta ir a nuestro comercio cuando está más vacío y el ambiente es más relajado.

Ahorro energético

Otro punto importante de los controles de afluencia es la gran ayuda al ahorro energético que suponen. Ahora que se acerca el verano en el hemisferio norte y el consumo de aire acondicionado se dispara en los comercios, saber los flujos de personas a lo largo de las distintas horas del día y los distintos días de la semana puede suponernos un importante ahorro. Planificar e incluso programar la temperatura sabiendo cuánta gente hay en nuestro local ayudará por una parte a que ahorremos energía, y por otra, a que el ambiente y temperatura en tienda sea siempre el más agradable, evitando vestidores a 28ª o supermercados a 15º.

Los datos que obtenemos de afluencia a nuestro negocio pueden resultar muy interesantes y ayudarnos en gran medida en la toma de decisiones de toda clase, desde personal necesario, áreas a reforzar, puntos fuertes o ahorro energético… Estos son sólo algunos ejemplos de ellos.