Las salas blancas son espacios donde se llevan a cabo procesos o trabajos que necesitan unas condiciones ambientales muy concretas. En ellas hay que evitar la contaminación microbiana, la contaminación externa y la cruzada. Además, hay que mantener unos niveles de temperatura, humedad y presión constantes para que pueda llevarse a cabo el procesado de productos de forma segura. Laboratorios, hospitales, empresas electrónicas, de producción alimentaria, cosmética… son muchos los sectores que necesitan de estos espacios para garantizar la seguridad de los procesos, tanto de las personas como del producto.

Por ello hay que optimizar el diseño de las salas blancas pensando en los materiales empleados, los sistemas de climatización y también los sistemas de cerramiento con el objetivo de la no generación de partículas de polvo y para mantener unos niveles microbiológicos dentro de unos límites. En este último aspecto, la elección de las puertas automáticas para salas blancas es clave para la seguridad.

Las puertas automáticas para salas blancas tienen que reunir las siguientes características:

  • Preservar la climatización de la zona y reducir las fugas de aire. La estanqueidad debe estar garantizada.
  • Evitar la acumulación de impurezas.
  • Diseño pensado para ahorrar espacio.
  • Velocidad de apertura y cierre, para conseguir un ahorro de energía y a la vez evitar la contaminación externa.
  • Facilidad de paso. Además de contar con una velocidad de apertura y cierre concreta, las puertas automáticas para salas blancas deben contar con sistemas de apertura y cierre funcionales y que permitan la rápida circulación del personal. Sensores, fotocélulas, pulsadores… son instrumentos que facilitan el acceso, sin interferir en los procesos de trabajo.
  • Mantener los niveles de presión.
  • Fáciles de limpiar, para poder mantener la higiene en todo momento.
  • Las puertas automáticas de una sala blanca deben garantizar la seguridad de los procesos. Y en caso de impacto contar con una función antiaplastamiento.

A evolução das portas automáticas

Modelos de puertas automáticas Manusa para salas blancas

En Manusa contamos con diferentes modelos de puertas automáticas para salas blancas. Todas ellas cuentan con la garantía de calidad y la experiencia de Manusa, tanto en los materiales utilizados como en su funcionamiento y están fabricadas bajo las premisas de funcionalidad, diseño y seguridad. Además, en Manusa ofrecemos la posibilidad de adaptar las puertas automáticas a cualquier necesidad, personalizando medidas, acabados o colores.

  • Puerta rápida enrollables para salas blancas. Son unas puertas automáticas de lona diseñadas para ofrecer gran estanqueidad y optimizadas para maximizar la higiene necesaria en ambientes especiales. Cuenta con fotocélulas y sensores de presencia en la zona de paso, para garantizar la seguridad e impedir su cierre ante cualquier obstáculo, y en el eje de enrollamiento, que invierte la maniobra en caso de impacto con la puerta. Al no contar con elementos rígidos es una de las puertas más seguras del mercado. Puede personalizarse eligiendo el color de la lona, poniendo una serigrafía o incluyendo mirillas transparentes.
  • Puerta hermética corredera. Está diseñada para garantizar la hermeticidad de la sala, así como la higiene. Estas puertas automáticas ofrecen la máxima seguridad también durante el tránsito, gracias a las fotocélulas o los detectores de proximidad. Cuenta con unas prestaciones únicas para garantizar el perfecto deslizamiento de la puerta.
  • Puertas herméticas acristaladas Clear View. Aunque van más enfocadas para salas de observación de los hospitales, por la amplia visibilidad que ofrecen del interior de los espacios a la vez que los aíslan herméticamente, lo cierto es que también pueden utilizarse en salas blancas. Esto es así, porque todo el conjunto está diseñado para garantizar la hermeticidad y a la vez para mantener las condiciones de presión, temperatura, humedad e higiene deseadas. Además de ofrecer una máxima seguridad, gracias a la función antiaplastamiento de los sensores y fotocélulas.
  • Puertas herméticas batientes. Estas puertas automáticas de Manusa disponen de mecanismos únicos que garantizan la hermeticidad del sistema, la higiene y seguridad de la sala. Se pueden adaptar a cualquier proyecto y personalizar en medidas, acabados y colores.

Todas las puertas automáticas para salas blancas de Manusa están construidas con materiales no corrosivos, en aluminio y en acero inoxidable, que además ofrecen una estructura ligera y permiten su integración en cualquier tipo de estancia, ya sea en hospitales, laboratorios o en empresas industriales. También cuentan con funciones específicas de seguridad en la fase de apertura y cierre, con control de la velocidad de la hoja y función antiaplastamiento en caso de impacto. A ello se une que todas nuestras puertas automáticas garantizan el cumplimiento de las distintas normativas que les afecten, como por ejemplo tratamiento antibacterianos o seguridad y hermeticidad.

Manusa Puertas Automáticas