España cuenta con 25 millones de viviendas y uno de los mayores parques de edificios obsoletos energéticamente. Se calcula que hay unos dos millones de viviendas en mal estado de conservación. En materia de eficiencia energética el déficit es muy importante: el 90% de los edificios son anteriores a la aplicación del Código Técnico de la Edificación y el 60% de las viviendas españolas se construyeron sin ninguna normativa de eficiencia energética.

Ante estos datos, el Ejecutivo ha emprendido la campaña Controlas tu energía como apuesta firme por la rehabilitación energética de los edificios. Además, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) pretende incentivar e impulsar la puesta en marcha de acciones que hagan que los edificios sean más eficientes desde el punto de vista de la energía para cumplir con los objetivos marcados por la Directiva 2012/27/UE.

Por ello se ha creado el Programa de Ayudas para la Rehabilitación Energética de Edificios existentes (Programa PAREER-CRECE). Se trata de un programa de ayudas y financiación en el que se destinarán 200 millones de euros. Estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2016. Estas ayudas servirán para realizar reformas en edificios y viviendas con el objetivo de hacerlos energéticamente más eficientes.

Entre las ventajas asociadas a la puesta en marcha de este plan de ayudas encontramos:

  • Permitir la incorporación de tecnologías avanzadas.
  • Ahorrar en gasto energético.
  • Reducir el impacto medioambiental.
  • Promover la generación de empleo sostenible.
  • Reducir la dependencia energética del exterior.
  • Reducir la pobreza energética.

Los ciudadanos parece que toman más conciencia de la importancia de la eficiencia energética. No sólo porque supone a la larga un mayor ahorro de energía y por lo tanto en las facturas correspondientes, sino porque también supone un beneficio para el medio ambiente al realizar un mejor uso de los recursos al alcance.

Este tipo de programas puede convencer a miles de propietarios a dar el paso hacia un hogar más eficiente. Pongamos un ejemplo: si una comunidad de propietarios está pensando en sustituir el viejo ascensor, instalar puertas automáticas, mejorar la envolvente térmica u otro tipo de obras de rehabilitación que mantengan el edificio en buen estado de conservación y eficiencia energética, este programa está pensado para ellos.

Cabe recordar que lo más importante para lograr una eficiencia energética pasa por una buena climatización, ya que se alcanza un ahorro de hasta el 50%. Las puertas automáticas, gracias a sus sensores, tiempos de apertura y cierre y sistemas de funcionamiento de bajo consumo, pueden ser una pieza clave para lograr que tu viejo edificio se adapte al futuro.