Uno de los lugares con mayor tránsito de gente por metro cuadrado es un aeropuerto. Millones de personas cada año facturan sus maletas, cambian de terminal, toman un avión y aterrizan en miles de ciudades de todo el mundo.

Con el deseo de que los viajeros que pisaban el aeropuerto de Barcelona tuviesen una grata experiencia en su tránsito y espera, en Manusa instalamos 510 puertas automáticas en la Terminal 1 de este recinto aeroportuario diseñado por el arquitecto Ricardo Bofill Levi.

Fueron puertas correderas, batientes, transparentes y giratorias. Las correderas -tanto laterales como centrales- se instalaron para entradas y salidas, donde la circulación de viajeros es más intensa y la seguridad de los usuarios está relacionada y vinculada a la fluidez del tráfico. Algo que también se observa en las puertas del tipo batiente, que aportan funcionalidad, diseño y seguridad.

El éxito de las puertas automáticas correderas en el aeropuerto

Por su parte, las puertas giratorias -del modelo Duotor- son ideales para mantener la climatización del interior de los edificios que componen la terminal y, además, dan un toque moderno, vanguardista y de distinción.

Su aislamiento térmico y acústico junto a su seguridad aplicada al usuario hacen que la sostenibilidad sea uno de los pilares de este proyecto. El hecho de que el instalado fuera este modelo de puerta giratoria otorga más espacio en cada segmento, algo que los viajeros agradecen en sus desplazamientos. El exclusivo diseño de la Duotour convierte una entrada normal en una entrada atractiva y ecológica.

La instalación de estas puertas, junto al conjunto de la Terminal 1, han convertido al aeropuerto de Barcelona en uno de los en los que mejor se transita, aumentando y mejorando así el tránsito de los viajeros y por, tanto, su experiencia grata en el lugar.


Localización: Barcelona
Sector: Aeropuertos
Año: 2009

Control puerta automática