Al igual que ocurre con otros productos, las puertas automáticas tienen que cumplir por normativa con unos estándares de calidad y de seguridad. Un fabricante de prestigio y una instalación adecuada son la base del cumplimiento de esos estándares, pero un correcto mantenimiento juega también un papel primordial durante toda la vida de la puerta automática.

Según la norma armonizada europea EN16005 de puertas automáticas peatonales, seguridad en uso y requisitos y métodos de ensayo, debe realizarse un mantenimiento preventivo de acuerdo a las instrucciones del fabricante, y de al menos una vez al año. Este mantenimiento asegurará un correcto funcionamiento de la puerta durante toda su vida útil y minimizará cualquier posible riesgo hacia los usuarios de la puerta.

¿Por qué es importante el mantenimiento de las puertas automáticas?

Una puerta automática no deja de ser una máquina. Como tal, si no se mantiene de manera adecuada, es susceptible de sufrir alguna avería derivada de su uso continuado. Estas averías, además de la incomodidad que suponen para el propietario de la puerta, pueden representar un riesgo para los usuarios.

Por este motivo, y al igual que en el caso de cualquier otra máquina, a mayor calidad de los materiales, de la tecnología aplicada y de la instalación y también claro, la experiencia de los técnicos instaladores de nuestra puerta automática, menor será el riesgo de complicaciones para el propietario de la puerta, y menor será el riesgo que para el usuario pueda suponer. Por eso es tan importante conocer las características diferenciales de cada marca antes de decidirse por una o por otra.

Como es lógico, esto no quiere decir que una puerta de más calidad esté exenta de mantenimiento. Como hemos mencionado antes, la normativa establece como obligatorio un mantenimiento preventivo de seguridad.

Para que el propietario de la puerta pueda cumplir con las pertinentes revisiones preventivas, el fabricante está obligado a presentarle toda la documentación concerniente a la instalación, uso y mantenimiento de la puerta automática. Dentro de la mencionada documentación, el manual de instrucciones de la puerta automática establecerá los cuidados específicos que garantizan la continua fiabilidad y seguridad de funcionamiento, así como una larga vida.

Ventajas de cumplir con el mantenimiento

El Ministerio de Industria establece que el montaje y el mantenimiento de las puertas automáticas debe ser llevado a cabo por empresas cualificadas y que cumplan con los estándares de seguridad y calidad pertinentes.

Aquellas puertas automáticas que cumplan con dichos estándares de calidad van a proporcionar una mayor seguridad, evitando así accidentes derivados de un mal montaje o de la falta de revisiones.

Manusa Service realiza operaciones de mantenimiento de todo tipo de puertas automáticas a nivel mundial, y está certificada por UL conforme a la normativa UNE 85121 EX sobre instalación, uso y mantenimiento de puertas automáticas peatonales. Una puerta Manusa con un mantenimiento periódico realizado por Manusa Service garantiza una puerta segura y conforme a la normativa durante todo su ciclo de vida.

Manusa Automatic Doors