¿Sabías que las puertas automáticas aparecieron en la televisión antes de existir? En la década de los sesenta la mayoría de las personas no imaginaban la posibilidad de que las puertas se abrieran sin tener que empujarlas. Sólo unas cuantas personas creían que eso era posible. Sin embargo, unos pocos pensaron que era una idea interesante para una serie de ciencia ficción. Concretamente para la mítica Star Trek.

En esta serie aparecían unas puertas que se abrían solas, sin que nadie las tocara. Fue la primera aparición de las puertas automáticas en el mundo de la televisión y del cine. Aunque fuera una aparición falseada, ya que las puertas de la Enterprise funcionaban gracias al esfuerzo manual de los técnicos de la serie.

Desde entonces, las puertas automáticas han sido protagonistas de muchas escenas, tanto en el cine como en la televisión. Y casi no hay género donde no hayan estado presentes. ¿Quieres recordar las más significativas?

  • Star Wars. Las películas de esta saga no serían lo mismo sin esas puertas automáticas que se ‘abrían usando la Fuerza’, para que pasara Darth Vader. La ciencia ficción ha sido uno de los géneros que más han utilizado este tipo de aperturas para sus naves espaciales, laboratorios y demás espacios. Una idea cuyo origen hay que buscarla en la literatura, ya que el famoso escritor de ciencia ficción, H.G. Wells, describió una puerta automática en su libro ‘Cuando el dormido despierte’ (1899).

Pero volviendo al cine y la televisión, sólo hay que recordar algunos títulos para comprobar el importante papel de este tipo de puertas en las escenas de películas y series de ciencia ficción, como Galáctica, Futurama, 2001: Odisea del Espacio, o cualquiera de las películas de ciencia ficción de cine B, tan típicas en los años sesenta y setenta, donde las puertas automáticas de papel cartón eran tan kirstch como el resto de la película.

  • Otra saga de culto en la que se conjuga ciencia ficción y terror. El MedLab (laboratorio) de la nave se cierra con una puerta automática, cuyo sonido curiosamente es el mismo que el de la puerta del Pod de ‘2001: Odisea en el Espacio’.
  • Resident Evil. Si la ciencia ficción se ha aprovechado de las puertas automáticas para crear ambientes futuristas, el cine de terror también ha sabido sacarles partido. En Resident Evil las puertas selladas automáticas no pueden contra los virus o crean escenas de tensión por no abrirse cuando más lo necesitan los protagonistas.
  • Fargo III Temporada. En esta serie de televisión, que continúa con el estilo de la película de los hermanos Coen, la detective que investiga los crímenes tiene un problema muy grande con las puertas automáticas. No la detectan, parece no existir para ellas ni para cualquier cosa que tenga sensores. Creando algunos momentos muy divertidos.
  • 50 primaveras. A la protagonista de esta película francesa le ocurre lo mismo que a la protagonista de Fargo, las puertas automáticas no reconocen su presencia. Es una escena recurrente que en la película funciona como metáfora de la invisibilidad de la mujer madura en la sociedad.
  • Los Rebeldes de Shanghai. En esta película de Jackie Chan una de las secuencias más complicadas de rodar transcurre en unas puertas giratorias de cristal. Curiosamente, la escena fue rodada en el Hotel Ritz de Nueva York, que utilizaron para recrear un antiguo balneario cercano a Karlovy Vary (República Checa). Como las puertas del Ritz no eran ni giratorias ni automáticas tuvieron que instalarlas expresamente para poder rodar la escena.
  • Superagente 86. Cada capítulo de esta serie se iniciaba con un sinfín de puertas automáticas que se abrían y cerraban al paso del protagonista para llegar a las oficinas del servicio secreto.
  • Los Simpson. Con ellos, cualquier momento puede ser el origen de cosas extrañas, pero si hay puertas automáticas de por medio sabes seguro que van a surgir problemas. Bien por que no se abren, bien porque no se cierran en la planta química, bien porque el coche se empotra con ellas,…
  • Series de médicos. Anatomía de Grey, Urgencias, Hospital Central… cuando las puertas automáticas del servicio de urgencias de estas series se abren, sabes que algo va a pasar. Ya sea un caso médico o una historia de amor.
  • NCIS Los Ángeles. Esta serie basada en un equipo de investigadores de la Marina estadounidense cuenta con un centro de control, al que se accede a través de unas puertas automáticas con forma de venecianas. Es el centro de reuniones del equipo y donde la última tecnología ayuda a los protagonistas.
  • Love Actually. No podíamos dejar este repaso sin recordar la escena final de esta película. Cuando las puertas automáticas de la zona de llegadas del aeropuerto se abren y comienzan a aparecer todos los protagonistas, uno tras otro, para reunirse con sus seres queridos. Un final muy emotivo y romántico.

Y podríamos seguir. Las puertas, ya sean automáticas, con códigos, tradicionales…, han sido en muchas casos una figura simbólica para transmitir alguna sensación, idea o alegoría de algo que va a suceder y que va a ser importante para la historia. Esa relación ha perdurado en el tiempo creando escenas inolvidables.