Cuando pensamos en puertas automáticas, es común pensar en aquellos lugares donde su presencia es más habitual: centros comerciales, hoteles, hospitales, aeropuertos, supermercados o incluso en la entrada de comunidades de propietarios.

Sus beneficios en cuanto a eficiencia energética y accesibilidad son de sobra conocidos. Hemos hablado de ellos en nuestro blog en innumerables ocasiones. Sin embargo, existen otras muchas situaciones en las que la instalación de puertas automáticas resulta conveniente. Por ejemplo, en el interior de casas eficientes. Y no hablamos de ciencia ficción. Su instalación es más habitual de lo que se puede pensar.

La primera ventaja es evidente: nuestra vida será mucho más cómoda, ya que podremos acceder a cualquier lugar sin necesidad de usar las manos, por ejemplo a la cocina, donde es habitual el trajín de utensilios y alimentos. Personas con movilidad reducida, mayores y niños mejorarán también su accesibilidad diaria.

Los elementos de detección, como sensores, o los detectores de presencia,  perciben la cercanía de la persona y provocan el impulso de apertura sin que sea necesario tocar la puerta. Por eso este sistema es idóneo para aquellos hogares en los que haya personas con discapacidad o movilidad reducida. Existe incluso la posibilidad de activar la apertura y cierre de las puertas mediante un mando.

No podemos olvidar tampoco el aspecto estético e integración con el entorno que las puertas automáticas pueden aportar al interior de las viviendas. Su diseño moderno y adaptable a cualquier ambiente o decoración ayuda además a ahorrar el espacio que ocuparía la hoja batiente de una puerta convencional.

También algo muy importante en entornos domésticos es la limpieza. Los pomos y manillas de las puertas tradicionales son el refugio de bacterias y suciedad. Mediante el uso de puertas automáticas conseguiremos evitar la transmisión de enfermedades, algo muy importante en el caso de ancianos o niños pequeños.

Siempre hay que tener en cuenta las necesidades del cliente. Un sistema de puertas automático ofrece sensación de espacios abiertos, espacios que aprovechan la luminosidad exterior, y que integran el interior y el exterior sin perder intimidad y comodidad.

Y por último pero no menos importante, las puertas automáticas aportan seguridad a nuestras familias. Así que no lo dudes: si quieres conseguir una vivienda más eficiente, moderna y accesible, las puertas automáticas de interior son la opción más recomendable.