La tecnología está derribando barreras y acercando a la población entre sí, haciendo todo mucho más accesible. Como ejemplo de ello destacan los aeropuertos, centros neurálgicos de viajes y paso de personas.

La optimización de los recursos forma parte intrínseca de los aeropuertos, pero para alcanzar esta optimización es necesario invertir y apostar en nuevas tecnologías, dando lugar a los conocidos como aeropuertos inteligentes. Es más, según vaticinan los expertos, los aeropuertos van a sufrir una profunda transformación en los próximos años, convirtiéndose así en una especie de ciudades o Aerotrópolis.

Mejorar la experiencia del usuario es uno de los principales cometidos de los aeropuertos, por lo que se está realizando una gran inversión tanto en el desarrollo y uso de las nuevas tecnologías, como de las aplicaciones móviles, las cuales permiten que los usuarios estén informados en todo momento del estado de sus vuelos y que puedan sacar el máximo provecho a las instalaciones aeroportuarias durante su estancia en las mismas.

Los aeropuertos están integrando las nuevas tecnologías para ofrecer una mejor experiencia a sus usuarios, especialmente en lo referente a la rapidez de los servicios. Como ejemplo podemos citar a la compañía aérea Iberia, la cual implantó el pasado año 2015 en el aeropuerto Madrid-Barajas el denominado “Traveller empowerment”. Con este sistema son los propios pasajeros los encargados de hacer el check-in y la facturación del equipaje, es decir, emiten su tarjeta de embarque, y etiquetan y llevan la maleta hasta la cinta de equipaje, evitando así la asistencia del personal de tierra, ahorrando así una enorme cantidad de tiempo, lo que a su vez se traduce en una experiencia mucho más grata.

Las aplicaciones móviles por su parte, cobran especial importancia en lo referente a los servicios relacionados con la información. Gracias a la geolocalización móvil, se podrá conocer en tiempo real el estado del vuelo, el tiempo de espera en la sala de embarque, o las condiciones meteorológicas del vuelo. También se avisará al pasajero del momento en el que debe acudir a la puerta de embarque, y se le enviarán notificaciones sobre las posibles ofertas de los puntos de venta.

Los aeropuertos inteligentes, además de ofrecer comodidad y rapidez a sus usuarios van a mejorar en lo referente a la accesibilidad universal, dando así un paso más en lo que a turismo universal se refiere. Estas mejoras van a permitir que cualquier persona, sea cual sea su condición física, pueda disfrutar de las instalaciones y de sus servicios. El aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas por ejemplo, ofrece a los pasajeros con movilidad reducida máquinas de check-in accesibles para ellos, sin necesidad de tener que pasar por los mostradores de facturación. Por otra parte, los pasajeros con deficiencias auditivas o visuales reciben la información de su vuelo en sus propios audífonos o dispositivos móviles.

Los aeropuertos del futuro son ya una realidad, realidad que va a mejorar de manera notoria la experiencia de los millones de usuarios que hacen uso de los mismos cada día.