Tal y cómo ya se habló en artículos recientes, los pasillos antirretorno son dispositivos de seguridad ideados para incrementar la seguridad de aeropuertos, terminales marítimas o ferroviarias, así como cualquier otra infraestructura de transporte. Estos pasillos permiten el tráfico de viajeros y mercancías de forma segura, fluida y unidireccional desde zonas de seguridad crítica, como puedan ser las zonas de desembarque de pasajeros, hasta zonas de menor seguridad, como el área de recogida de equipajes.

Manusa cuenta con un sofisticado y moderno pasillo antirretorno, el Toran, que consta de dos puertas en esclusa que se abren de forma automática en un único sentido y un sistema de detección de la direccionalidad de los peatones que cierra las puertas en caso de que se detecte un cambio en la dirección establecida.

Gracias al exclusivo sistema de puertas oscilobatientes patentado por Manusa, de funcionamiento más suave y rápido que las puertas batientes convencionales, y también menos agresivo con los usuarios, se consigue más seguridad pero sin entorpecer el flujo de pasajeros y sin que suponga una molestia para ellos.

Por otro lado, también está disponible la solución para personas con movilidad reducida de este pasillo, que consta de un sistema de dos puertas correderas en esclusa, con sensores de seguridad que supervisan la superficie existente entre las dos puertas (la de entrada y la de salida), y que permite un paso más natural y a medida para personas en silla de ruedas o con cualquier otro tipo de impedimento, así como también de objetos voluminoso entre las dos zonas del aeropuerto (la crítica y la no tan segura).

Los pasillos antirretorno Torán pueden instalarse también en fachadas exteriores, como es el caso de la Estación Marítima número 4 de Mallorca ya que son totalmente inmunes al viento.

El accionamiento del sistema mediante motores asíncronos permite asegurar la fiabilidad y el correcto funcionamiento de los pasillos antirretorno. Por otra parte, cabe destacar que el pasillo Toran puede conectarse a cualquier sistema de control o supervisión externo, ya sea de manera local o remota gracias a las diversas posibilidades de comunicación e integración.

También es destacable que  los Pasillos antirretorno de Manusa son eficientes energéticamente hablando, es decir, al igual que el resto de los productos de Manusa, estos pasillos son respetuosos con el medio ambiente.

A los pasillos antirretorno también se les pueden instalar accesorios de mando y seguridad para facilitar el correcto control en los puntos que así lo requieran.

Los pasillos antirretorno también pueden ser instalados en otros edificios públicos que precisen de un extra en seguridad.

Versiones del pasillo antirretorno Toran

Manusa cuenta con tres versiones de este pasillo:

  • Pasillo configurado en modo individual. Instalación de un único pasillo si el flujo de pasajeros no es muy elevado.
  • Pasillo configurado en modo múltiple en paralelo. En infraestructuras de transporte donde el flujo de pasajeros sea importante, como por ejemplo en los grandes aeropuertos, la configuración de varios pasillos en paralelo permite incrementar el tráfico sin renunciar a la seguridad.
  • Pasillo para personas con movilidad reducida: dos puertas correderas con funcionamiento en esclusa de seguridad ofrecen un paso libre más amplio y cómodo sin renunciar a la seguridad.
Aeroportos sob controle: corredores antirretorno

Aeroportos sob controle: corredores antirretorno

Ejemplos de pasillos antirretorno Manusa en puertos y aeropuertos

  • Un ejemplo de la sofisticada tecnología empleada por Manusa puede encontrarse en el segundo aeropuerto con mayor flujo de personas en Reino Unido, el aeropuerto londinense de Gatwick. Millones de personas pasan por sus instalaciones anualmente, siendo totalmente necesario contar con un plus en seguridad. La terminal sur del aeropuerto de Gatwick cuenta con un pasillo antirretorno interior que además dispone de un techo añadido a la salida del pasillo para crear un área adicional, la cual es supervisada mediante radar.

 

  • En la terminal del aeropuerto de Ponta Delgada en las Azores (Portugal) Manusa instaló dos pasillos antirretorno, y está previsto que se instale próximamente un módulo de cuatro pasillos en el aeropuerto de Funchal en la isla de Madeira, también en el país luso.

 

  • En la Terminal 1 del aeropuerto de El Prat de Barcelona (España), se encuentra un pasillo antirretorno de Manusa en el control de seguridad de vuelos domésticos. Además, también hay instalada en la misma T1 una esclusa supervisada Toran para personas con movilidad reducida.

 

  • Mallorca (España) es uno de los destinos más visitados de nuestro país, tanto por aire como por mar. Debido precisamente a este enorme volumen de viajeros las medidas de seguridad tienen que incrementarse enormemente para garantizar la seguridad y el disfrute de turistas, residentes y personas en viajes de negocios. Podemos encontrar en la Estación Marítima número 4 de la capital mallorquina un pasillo Manusa con la entrada ubicada en el exterior. Este pasillo ayuda a controlar la entrada de pasajeros a la isla por vía marítima.

 

Además de los pasillos antirretorno Toran, Manusa cuenta con otros sistemas de seguridad ideados específicamente para medios de transporte como los trenes y autobuses. Garantizar la seguridad de los pasajeros en andenes y dársenas es un punto de gran importancia en el que se está haciendo un gran hincapié a nivel mundial.