El transporte público tiene una gran relevancia en la sociedad actual ya que no todo el mundo posee vehículo propio, pero en las grandes ciudades cobra una mayor importancia debido al elevado número de personas que las habitan y a su necesidad de desplazarse continuamente. Además, el uso del transporte público reduce en gran medida la contaminación de las ciudades, sobre todo en aquellas en las que los sistemas han ido evolucionando para aprovechar al máximo los avances que los hacen más ecológicos y sostenibles.

Hay ciudades que son mundialmente conocidas por su red de transporte público y por su buen funcionamiento:

Nueva York (Estados Unidos). La ciudad de Nueva York es una de las ciudades con mejores transporte público del mundo, de ahí que la mayoría de su población carezca de vehículo propio. Una gran red de metro unida a los servicios de taxis y autobús, que funcionan 24 horas al día, los 7 días de la semana, hace que no sea necesario ser poseedor de un vehículo propio en esta ciudad cosmopolita.

Moscú (Rusia). El metro de la capital rusa es también conocido como el “palacio subterráneo” gracias a la belleza arquitectónica de sus estaciones. Este metro es el primero del mundo por densidad de pasajeros y el tercero en longitud tras el de Nueva York y el de Londres. El metro de Moscú se caracteriza además por su gran afluencia de trenes y por su puntualidad.

Londres (Reino Unido). Londres es una de las ciudades con mejor red de transporte público de todo el mundo. La red de autobuses de esta gran urbe está totalmente sincronizada con la red de metro, haciendo prácticamente innecesario el uso de taxis o vehículos propios. La red de metro londinense es de las más antiguas y extensas en kilómetros del mundo, sus más de 400 kilómetros la coronan como la primera de Europa. El metro de Londres también se conecta con los ferrocarriles interurbanos y con el tren (Eurostar) que conecta la capital británica con París.

Aunque la gran mayoría de estaciones de metro de Londres no están preparadas para facilitar la movilidad a las personas con algún tipo de minusvalía, la organización TfL (Transport for London), que se encarga de la gestión de las líneas de metro y autobús de la ciudad, ha establecido que para el año 2020 la mayor parte de las estaciones tendrán que haber sido adaptadas  o reconstruidas para adecuarse a las personas con movilidad reducida.

Madrid (España). Tras el metro de Londres, el de Madrid es el más extenso de Europa y uno de los que mayor densidad de pasajeros presentan de todo el planeta. Además de la intrincada red de metros, los trenes ligeros conectan las ciudades anejas a Madrid, por lo que la ciudad es una de las que mejor comunicación tiene a nivel mundial.

Cabe destacar el plan de accesibilidad 2016-2020 para el metro madrileño: al gran número de estaciones accesibles para gente con problemas de movilidad, se están uniendo otras tantas actualmente, por lo que se espera que cerca del 75% de la red de metro de Madrid esté totalmente adaptada para el próximo 2020, haciendo de este metro uno de los más accesibles del mundo.

¿Cómo pueden mejorar los automatismos y las puertas automáticas la accesibilidad?

La accesibilidad  es uno de los distintivos clave de una ciudad moderna y futurista, además de ser un requisito totalmente necesario a la hora de garantizar los derechos más básicos y fundamentales de todas y cada una de las personas.

La instalación de puertas automáticas y otros sistemas como ascensores o cintas transportadoras van a minimizar las barreras arquitectónicas a las que se enfrentan diariamente las personas con problemas de movilidad, además de aumentar considerablemente la seguridad en lugares tan peligrosos como puedan ser las estaciones de metro.

Manusa con su amplia experiencia ofrece soluciones para medios de transporte para garantizar el acceso universal y la seguridad de todos y cada uno de los usuarios:

  • Sistema de control y gestión de puertas automáticas para estaciones de líneas BRT. Este sistema sincroniza la apertura y cierre de las puertas de la dársena y del autobús de una forma automática, coordinada y segura, integrándose totalmente con la arquitectura de la estación.
  • Puertas de andén PSD y PSG (media altura). Estas puertas automáticas han sido diseñadas para el cierre de andenes de estaciones, ya sea un cerramiento completo (puertas PSD), o un cerramiento a media altura (PSG). Este sistema de puertas automáticas garantiza tanto un fácil acceso al interior del convoy, como la máxima seguridad de todos y cada uno de los usuarios.
  • Las validadores PAR de transporte. Estos pasillos automáticos reversibles están diseñados para controlar el acceso de viajeros con la mayor seguridad y rapidez en todo tipo de instalaciones de transporte público.

Estos sistemas de control tienen mecanismos de apertura automática, eliminándose la necesidad de realizar ningún esfuerzo extra para acceder a las instalaciones o al medio de transporte, lo que garantiza la accesibilidad universal.