La seguridad es uno de los puntos de mayor relevancia en las estaciones de tren y metro, especialmente en las nuevas redes de trenes sin conductor, siendo las puertas automáticas para cierre de andén factores clave a la hora de alcanzar estos objetivos.

Las puertas de andén cumplen con diversos cometidos, a saber:

  • Protegen a los usuarios de caídas fortuitas a las vías, aumentándose la seguridad.
  • Protegen al propio túnel de invasiones no deseadas.
  • Se amplía la zona de espera en el andén puesto que no hay necesidad de que exista una línea de seguridad en el borde del mismo.
  • Los viajeros únicamente pueden acceder al tren cuando está completamente parado.
  • Se evita el conocido “efecto pistón” (aire empujado por el propio convoy a su entrada en la estación).
  • Se reducen las pérdidas de calefacción o ventilación, por lo que se incrementa el confort y el ahorro energético.
  • Aumenta la velocidad de paso de pasajeros ya que se elimina el riesgo de caídas hacia las vías.
  • Al mejorarse el tráfico de pasajeros entre el andén y el tren, también lo hace la velocidad de circulación de los convoyes y por tanto la puntualidad del servicio.
  • Se reduce el impacto acústico en las estaciones.
  • Se consigue una mayor limpieza al no poder ser arrojados objetos, basura o líquidos a las vías.

En estos nuevos modelos de estación podemos encontrar principalmente dos tipos de puertas de andén:

  • Las PSD (Platform Screen Doors), en las cuales existe una separación integral entre las vías y el andén. Cabe la posibilidad de hacer llegar el cerramiento hasta el techo para mejorar la climatización y el confort, pero a día de hoy no es demasiado habitual. El metro de Sevilla, la línea 11 del metro de Barcelona o la Jubilee de Londres hacen uso de este tipo de puertas automáticas para cierre de andén.
  • Las PSG (Platform Screen Gates). Estas puertas acristaladas llegan a media altura, ofreciendo una gran seguridad pero sin crear sensación de encierro. Podemos verlas, por ejemplo, en el metro de Bangkok.

En lo referente a puertas automáticas para cierre de andén, Manusa ofrece a sus clientes las mejores soluciones, siempre bajo los actuales estándares de sistemas de control de explotación ferroviaria, calidad, seguridad y diseño.

Las puertas automáticas para cierre de andén Manusa han sido diseñadas para satisfacer tanto el elevado tráfico diario de personas como la seguridad y el confort de los mismos. Estas puertas destacan tanto por su diseño robusto y funcional como por su flexibilidad y fiabilidad. Además, su funcionamiento es silencioso y puede integrarse en cualquier entorno, independientemente de su estilo arquitectónico, gracias a su elegante diseño y a su extensa gama de acabados.