Por desgracia demasiadas veces vemos en las noticias accidentes en los andenes de metro que se podrían haber evitado. Actualmente en las estaciones de metro o incluso trenes sólo existe una pequeña línea (normalmente amarilla) pintada en el suelo para separar la máquina de la persona que va a subir en ella. Realmente esto puede suponer un grave peligro para las personas que caminan bordeando esta “medida de seguridad”. No obstante los accidentes ocurren, la gente es empujada, tiene un despiste o simplemente tropieza, cosa que puede suponer un grave incidente personal.

En Manusa siempre hemos considerado que la seguridad de las personas en lo más importante, por ello siempre intentamos crear nuestras puertas automáticas lo más seguras que la tecnología (y nuestra imaginación) nos permite. Uno de nuestros ámbitos de trabajo nos lleva hacia el problema del que estamos hablando, la seguridad en los andenes de las estaciones de tren. Por ello dedicamos una parte importante de nuestra empresa hacia la protección de los usuarios de los trenes, teniendo una sección especial de productos para el transporte, donde, además de validadoras, pasillos antirretorno y controles de acceso, hemos incluido una parte dedicada a las puertas de andén.

Este tipo de puertas automáticas tienen la función de separar a la persona de la máquina, aumentando así de forma sustancial la seguridad existente en los andenes en las estaciones de tren. Estas puertas (acompañadas de muros de vidrio o plástico normalmente transparentes) crean una separación de punta a punta entre el andén y la caída de las vías de tren, y sólo se abren en el momento en el que el tren ya ha parado y abre sus puertas. Gracias a esta medida de seguridad, la estación se vuelve un lugar muchísimo más seguro frente a accidentes.

Entre las puertas automáticas de andén que ofrece Manusa encontramos dos tipos, las Puertas de Cierre de Andén (Platform Screen Doors), que cubren aproximadamente hasta la altura del mismo tren, y las Puertas de Andén de Media Altura, que cubren una altura un poco más baja, permitiendo mayor visibilidad del interior del tren. No obstante su diferencia, las características entre ambas puertas son muy similares y permiten a ambas, gracias a su diseño robusto y funcional, cumplir perfectamente su cometido de seguridad. Además de esto, son fácilmente integrables en cualquier proyecto arquitectónico permitiendo la máxima seguridad de los peatones en su diseño, y dando flexibilidad al diseñador para escoger entre una extensa gama de acabados.

Como entendemos que cada proyecto es diferente del anterior, Manusa ha creado unas puertas de andén que se pueden adaptar a cualquier tipo de proyecto ferroviario: estaciones de metro, ferrocarril, APM (Automated People Mover), funiculares, autobuses y trenes cremallera. Además, el sistema modular en que están integradas ayuda a su instalación en andenes de cualquier tipo.